¿cómo empezó todo?

Yo pensaba que no estaba hecha para la bicicleta pero haciendo cicloturismo me he dado cuenta de lo lejos que se puede llegar en poco tiempo.

No había tenido un entrenamiento ni preparación especial, así que empecé con la ruta que teníamos más a mano, la Ecovía del Algarve.

Planificamos cada detalle meticulosamente y aprovechamos un puente para aventurarnos a recorrerla. Así fue como empezó todo.

Disfrute de la libertad en estado puro, se enriquecieron mis cinco sentidos y me embriagué de diversas sensaciones que iban cambiando a lo largo de los días .

La ruta al principio se nos resistió. Tuvimos que repetirla en varias ocasiones, pues cada vez que lo intentábamos ocurría un incidente, se estropeaban las bicicletas en días festivos y no eran arreglos usuales, más bien parecía cosa de magia.

Perseveramos durante varios fines de semana en los que hicimos distintos tramos de la Ecovía, modificando los trayectos en función del tiempo disponible y nuestras intenciones. Y así, poco a poco, recorrimos casi todo el Algarve luchando con los imprevistos mientras llegaba un puente que nos permitiera hacerla completa.

Gracias a esta racha de “mala suerte” pudimos tener un conocimiento exhaustivo de la ruta, descubriendo los puntos de retorno, talleres y  tiendas, zonas de interés, alojamientos dónde dormir y establecimientos dónde repostar.

Llegó el momento en el que dispusimos de disponibilidad y buen tiempo. Recuerdo que tuve que convencer a Manuel para que lo intentásemos una última vez y por fin conseguimos recorrerla en su totalidad.

Hoy pienso que la causalidad nos llevó a un proyecto a corto plazo como es este blog, en el que intentamos aportar nuestro granito de arena para todas aquellas personas amantes del cicloturismo o que tienen este pequeño sueño y  no saben como llevarlo a cabo.

¿Te ha gustado este artículo?

Si todavía tienes alguna duda con respecto al tema que hemos tratado aquí, o tienes alguna aportación personal que pueda enriquecer este post, por favor deja tus comentarios más abajo.

Si te ha parecido útil, compártelo en tus redes sociales preferidas desde los botones que están debajo y no te olvides de suscribirte al newsletter para recibir más información.

Muchas gracias por leer nuestras historias. Hasta la próxima publicación.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *